Conjunto de 240 VPO  en el ACTUR

Zaragoza. 1992

El concurso se plantea sobre dos parcelas con orientación este oeste que están separadas por una calle peatonal. Si en el perímetro exterior se ha concentrado la mayor parte del volumen, agotando la altura permitida y configurando dos piezas de escala urbana, en el interior la edificación se ha fragmentado en pequeños bloques alineados con el paso peatonal que tienen sus plantas bajas libres, y con ello los espacios interiores de las dos parcelas se agrupan visual y espacialmente en otro de mayor dimensión. Las viviendas son de doble orientación y utilizan un cuarto dormitorio como pieza de uso flexible interpuesta entre la cocina y el estar, con el tendedero como patio de iluminación del interior de la vivienda.

1/5