Centro Deportivo Activa Club en el azud del Ebro

Zaragoza. 2008

Una de las operaciones para recuperar las riberas del Ebro a su paso por Zaragoza consistió en construir un azud que estabilizara la lámina de agua en el tramo urbano y creara una zona de aguas calmadas y fondo suficiente para la práctica de los deportes de remo. El proyecto viene a resolver un equipamiento acorde a esta oportunidad, y se desarrolla en un espacio libre junto al embarcadero turístico creado en la ribera izquierda durante la Expo de 2008. Se trataba de resolver los vestuarios y el almacenaje de las piraguas y de los materiales utilizados para esta actividad deportiva, pero complementado con un gimnasio, una zona de aguas y algunas pistas de paddle, de modo que se convirtiera en un equipamiento deportivo para el barrio. El edificio tiene la sección condicionada por la cota de inundación y por el límite de una planta sobre la calle de ribera. La planta inferior es un zócalo inundable para almacenar material sumergible, la planta principal está rodeada con un mirador sobre el río, y la cubierta plana se ocupa con las pistas deportivas. El volumen, inmerso en el parque de ribera, trata de hacerse ligero y desmaterializarse con una trama exterior de perfiles de aluminio que desdibuja los límites del volumen cerrado y permite abrir las vistas hacia el río.

1/5