Consolidación de la casa San Bartolomé

Borja, Zaragoza. 2014

Se trata de un ejemplo de arquitectura civil del siglo XVI, construido junto a la muralla medieval, que se reforma en el XVIII incorporando una casa colindante y una fachada a la calle Belén. Sigue el patrón de planta baja, patio central, planta noble y falsa. Hace unos años se paralizó su derribo cuando ya había desaparecido parte de las fachadas y del patio, la galería y el alero de madera. La intervención incluirá los solares contiguos para mejorar el entorno, pero en la primera fase se propone recomponer el orden espacial basado en la “luna” de arcos conopiales y la escalera noble, recolocando una escalera secundaria para singularizar la principal. Se recupera la entrada, los balcones, la galería y los aleros siguiendo un canete conservado y el caveto que se mantiene. La cubierta se resuelve a dos aguas con cerchas de madera y un lucernario a modo de solana para iluminar el patio. La propuesta interpreta el sistema constructivo y trabaja una cierta idea del muro de carga y de la viguería. Los muros son de dos hojas con pilares interiores, los forjados de viguetas de madera apoyan sobre el muro con el sentido original, y las losas se soportan también en la estructura interior. La solución logra la resistencia al fuego requerida sin distorsionar la escala de las secciones de madera.

1/13