Intervención en el Monasterio de Sijena. 

Villa Nueva de Sijena (Huesca). 2018

Se trata de acondicionar las naves situadas en el lado norte del Monasterio de Sijena para instalar un pequeño museo con las piezas artísticas e históricas que, tras un largo proceso judicial, están retornando al Monasterio. El espacio principal se corresponde con la llamada zona de la reina Dª Sancha, fundadora del Monasterio, que se encuentra en estado de ruina. Sólo se conservan los muros laterales y restos de cuatro arcos medievales correspondientes a un recrecimiento del siglo XIV. La intervención busca la condición de “intervención mínima”, respetando el carácter arqueológico que posee el lugar, para que la arquitectura, mediante los restos materiales presentes en los muros y arcos, aporte su capacidad de evocar y de referir a un tiempo pasado, a la vez que soluciona los condicionantes técnicos y de confort propias de un museo contemporáneo. La propuesta se extiende a la nave de la panda norte, que ya está salvada de la ruina y que ahora se propone utilizar como un espacio polivalente de uso compartido con la Comunidad que habita el Monasterio. El fundamento tipológico del monasterio descansa sobre su esencia claustral, y por ello el trabajo propone la recomposición de las arcadas perdidas del claustro, siguiendo las cimentaciones encontradas y el patrón de los arcos de piedra que se conservan, pero utilizando en este caso ladrillo para aportar una matizada diacronía con lo original.

1/13