Restauración Castillo en Jarque de Moncayo

Jarque de Moncayo,  Zaragoza i  2015

.

De planta trapezoidal, conserva el zócalo de sillería con talud adaptado al terreno, restos de tapial, mamposterías encofradas y dos torreones cilíndricos en el lado SO. En el NE las esquinas son de sillería de piedra ferrosa mientras que el acceso y la portada son de piedra arenisca. El castillo se erigió con tapial en época islámica, y se transformó en el XIV envolviendo el tapial con mampostería y levantando las torres de esquina. Mas tarde se construyeron dependencias alrededor del patio y en el XVI se modificó el acceso y la portada principal. El castillo sigue el modelo de otras fortalezas del Aranda y del Isuela: ciudadelas elevadas, de tapial y torres bajas, que se mimetizan con el lugar, impregnadas del hacer mudéjar pero con apenas decoración. No tienen un valor singular, pero sus siluetas caracterizan todo este paisaje. La intervención se entiende como una etapa más en el devenir del castillo, ya que para detener su ruina hay que reintegrar los muros alterando su estado inicial. Se trata de intervenir en sintonía con lo precedente, con materiales extraídos de su lógica expresiva y constructiva, sin afán de notoriedad, mostrando sin dramatismo la diacronía entre fábricas y empastando la reintegración en el conjunto. Se busca recuperar la silueta y que zócalo y muros se fundan para conservar toda su esbeltez.

1/6