125 Viviendas Protegidas

Sevilla. 2019

2º Premio

 

En colaboración con Sergio Sebastián

La radical dimensión del solar (203 x 11’2 m), la estricta normativa urbanística y de vivienda de protección oficial, y el deseo expresado en las bases de limitar al máximo los núcleos de comunicación, condicionaban en gran medida las posibilidades de la propuesta. Sin embargo, las bases también insistían en la voluntad de considerar el concurso como una oportunidad para investigar sobre flexibilidad en la vivienda y modos de habitar. La propuesta trata de conciliar todo ello recurriendo a una sencilla tipología en corredor que atiende a las limitaciones superficiales y funcionales impuestas por la normativa, pero que permite plantear diversas alternativas para personalizar la vivienda de acuerdo a las necesidades de cada usuario. Todas las viviendas mantienen un patrón que se apoya en las condiciones sociales y climáticas del lugar y que está basado en un espacio flexible, bastante amplio, colocado junto al acceso buscando las ventajas de la doble orientación. Es una superficie que puede usarse como espacio abierto que amplía la zona de estar, pero también como una dependencia auxiliar que complementa la funcionalidad de la vivienda. Las celosías cerámicas, los toldos y cortinas, los espacios pasantes y profundos, las galerías abiertas y los muros alicatados, componen un mosaico expresivo y cambiante que aporta las condiciones de sombra y ventilación adecuadas al clima sevillano

1/8