Centro de Salud

Broto, Huesca. 2011

La propuesta para este pequeño Centro de Salud estuvo determinada por el terreno disponible, alargado y con un desnivel de casi una planta, en un extremo del casco y lindando con otro solar planteado para viviendas de tres plantas. El edificio proyectado es de estructura lineal siguiendo la alineación principal, pero libera en la parte posterior un espacio para facilitar el acceso de servicio y reservar un aparcamiento para la ambulancia, y se retranquea de la alineación frontal para organizar un espacio cubierto que singulariza y acompaña la entrada principal. El solar admite una disposición en tres plantas siguiendo la lógica sanitaria: planta baja con el acceso general, administración, extracciones y urgencias, planta primera con consultas, y planta bajo rasante con los servicios internos e instalaciones, con luz y acceso desde la calle inferior. La sencillez expresiva de la propuesta es acorde con los sistemas constructivos utilizados, e integra el edificio con el entorno atendiendo al sentido y proporción de sus distintos elementos, pero evitando toda referencia literal y acusando levemente su carácter singular: un volumen compacto de textura lisa y color claro, una celosía de aluminio como zócalo, una cubierta de zinc a un agua, una leve variación de los huecos, o una alta chimenea lateral para resolver el cambio de escala y el encuentro con el edificio contiguo.

1/5