Centro de Actividades Juveniles

Fraga, Huesca. 2011

 

En colaboración con Sixto Marín

La propuesta se desarrolla en un solar entre medianeras y con frente a un paseo arbolado que dispone de un pequeño patio en el interior de la manzana. Se trata de integrarse en este entorno urbano apoyados en las líneas compositivas de los edificios que forman la fachada del paseo, especialmente en lo relativo a la altura del alero, el carácter de la planta baja y el orden y proporción de los huecos, recurriendo a claves voluntariamente distanciadas de lo doméstico pero en resonancia con la arquitectura próxima. Un juego de dobles alturas pone en relación el sótano con la planta baja, y el carácter pasante de este espacio aporta las condiciones propias del espacio público y de relación que es.

1/5