Sede del instituto de Estudios Islámicos y Sede de la Cámara de Cuentas de Aragón

Zaragoza, 2001

El Centro de Estudios Islámicos y la Cámara de Cuentas ocupaban unos locales situados en los bajos de un edificio próximo a la Sede de las Cortes de Aragón en la Aljafería. La instalación de estos usos se encontraba con la dificultad de acomodar un programa muy variado a la compleja geometría de los locales, y con la necesidad de resolver la privacidad de unas dependencias situadas a nivel de calle. Las plantas se han resuelto buscando la máxima continuidad espacial y siguiendo la interpretación de las mejores oportunidades que ofrecía cada parte del local, ya fuera por sus dimensiones, por su posición relativa en el conjunto o por sus condiciones de iluminación. Para compaginar la iluminación natural que llega desde las calles con el aislamiento que exigen las zonas de trabajo se ha colocado un filtro espacial entre ambas, consistente en dos cerramientos de vidrio como una galería interpuesta entre el interior y el exterior. La capa interior es una carpintería de madera que aporta el confort térmico y acústico, mientras que la capa exterior es un vidrio laminar serigrafiado con motivos de ataurique que aporta la seguridad y la independencia visual, al tiempo que por su singular textura se convierte en el motivo que unifica y singulariza el tratamiento de todas las fachadas que ocupan las instalaciones.

1/5