Escuela de Estudios Empresariales

Campus Río Ebro, Zaragoza. 2003

 

Concurso 1998. Primer Premio

En colaboración con Basilio Tobías

El carácter disperso y un tanto autónomo de las edificaciones existentes en el campus, la mayor parte situadas al norte de un eje oeste-este, y el emplazamiento de la parcela destinada para este uso en el lado opuesto a dicho eje, han condicionado la organización del edificio según dos volúmenes lineales y perpendiculares, en forma de L, que definen un espacio de acogida orientado al eje principal y desde el que se produce el acceso al edificio. La implantación del edificio se organiza mediante un sistema de patios y plataformas insertas en su traza básica y en sus prolongaciones, que determinan el carácter y destino de cada uno de los espacios exteriores adyacentes y permite tamizar la relación del exterior con los espacios de la planta baja. De los dos brazos que componen el edificio, el de mayores dimensiones aloja en tres alturas las aulas orientadas hacia el sur, y en dos plantas y orientadas a norte las salas de actos y de estudio. Un patio longitudinal separa ambas zonas proporcionando luz y profundidad a los pasillos de las aulas. El volumen perpendicular es de cuatro plantas y aloja los Departamentos, quedando este cuerpo separado para formar un vestíbulo transversal que refuerza la idea de transparencia y permeabilidad presente en todo el edificio.

1/6