Restauración de la iglesia de Santiago

Luna, Zaragoza. 1994

La iglesia románica de Santiago fue erigida durante el siglo XII en la parte alta de la villa formando parte de un conjunto abacial. Se trata de una Iglesia de una sola nave rectangular sin crucero que termina en un ábside semicircular, y que está cubierta con una bóveda de cañón sobre arcos fajones. El presbiterio se eleva sobre el nivel de la nave de la Iglesia para albergar una cripta. Por el lado del evangelio se adosó en el siglo XVII un cuerpo de planta rectangular en el que se alojan la Sacristía y una Capilla. La restauración consistió en la consolidación estructural del edificio afectado por un fallo en su base de apoyo, en la reparación y saneamiento de las cubiertas, en la reparación de las grietas de los muros, en la restauración de la fachada y de la portada principal, así como en la puesta en valor y restauración del interior del templo. En la cubierta de la nave principal se eliminó la sobrecubierta de teja y se recuperó y completó la cubierta de piedra original. En el cuerpo añadido en el s XVII se sustituyó la cubierta de teja por otra de cobre, lo que nos permitió rebajar el encuentro entre los faldones, separar ambos cuerpos y descubrir los canes de piedra de la iglesia románica.

1/6