Oficinas para la Expo 2008 y Secretariado del Agua de la ONU

Zaragoza. 2005

Se propone un volumen de formalización unitaria, sin maclas, que basa su singularidad en la claridad y rotundidad formal, en el encaje topográfico en el terreno, y en la homogeneidad del cerramiento que lo envuelve.

El edificio tiene un perfil en L capaz para contener la superficie programada, que se puede descomponer en dos de cajas continuas y planas, una de ellas horizontal y la otra vertical.

Un doble acceso atraviesa el edificio y acompaña la línea de encuentro entre la caja vertical y la horizontal. Situado el paso en este eje, el ámbito de acceso sirve también para resolver espacial y funcionalmente el encuentro entre las dos piezas del volumen.

1/4