Ordenación de los terrenos de la antigua Estación del Portillo

Zaragoza. 2000

En colaboración con Cerouno Arquitectos

 

Primer Premio

La propuesta busca complementar la lógica radioconcéntrica del sistema viario de Zaragoza dando continuidad a la calle diagonal que discurre sobre el túnel ferroviario que atraviesa la ciudad. La calle se traza de sentido único y desdoblada sobre los bordes de este gran vacío urbano, formando un rotor que permite resolver las conexiones con la malla urbana y liberar un espacio central para cubrir el déficit de jardines del distrito. Uno de los bordes se ocupa con una secuencia de edificios como centro social del barrio, mientras que sobre el eje central se coloca una torre ovalada de oficinas y un hotel que actúan como hito urbano enfrentado a la vía diagonal. La confluencia de un aparcamiento, un apeadero, el tranvía y los autobuses convierten también a este lugar en un intercambiador de transporte de escala media.

1/8