Ordenación del entorno del Pabellón Príncipe Felipe

Zaragoza. 2008

El área acumula una altísima edificabilidad como consecuencia del proceso de cesión del suelo del Tercer Cinturón. Los límites del área están definidos por calles de alta capacidad y las vías del tren, cuyo reciente cubrimiento provocó un importante desnivel que es necesario resolver. Se debía cumplir la distancia con el tren y el tercer cinturón, incluir un aparcamiento de 700 plazas para el pabellón y respetar el espacio libre entorno a este equipamiento. La propuesta concentra la superficie comercial en una pieza lineal en Tenor Fleta, de modo que el centro comercial resuelve el desnivel existente, y agrupa la superficie terciaria en una torre lateral que actúa como contrapunto al final de esta avenida. El aparcamiento está unido al centro comercial y la superficie exterior es una plaza para acoger sus actividades complementarias. La edificación residencial se fragmenta en cuatro conjuntos para suavizar su presencia y la percepción desde el tercer cinturón. Se tratan de estructuras en L formadas con bloques de diferentes alturas que se adaptan a la pendiente de una calle interior, con un jardín privado dimensionado para asegurar un buen soleamiento y una isla de aparcamiento. Las piezas más bajas conforman el frente de la nueva calle, y las más altas disponen de áreas de movimiento mayores que propician soluciones distintas frente al Tercer Cinturón.

1/2