Restauración de la Puerta Alta de la Muralla de Daroca

Daroca, Zaragoza. 1986

La muralla de Daroca es de origen musulmán e inicialmente englobaba la alcazaba y la medina, pero desde 1142 se fue ampliando para acoger los barrios surgidos tras la reconquista. Es de materiales diversos, fundamentalmente tapial, pero también ladrillo con lacerías, mampuestos y sillares de piedra, y dispone de dos puertas principales, la Alta y la Baja, situadas en los extremos opuestos de la calle Mayor. La puerta Alta pudo ser inicialmente una “torre puerta”, data del siglo XV y se abrió junto a la torre de los Huevos, sobre un lienzo de piedra sillar que, en época carlista, se recreció con el parapeto de ladrillo con aspilleras que presenta actualmente. Un arco apuntado de dovelas de piedra forma la puerta extramuros, pero todo el cuerpo superior y el arco de medio punto de la fachada intramuros corresponden a reformas del siglo XVII, cuando se construyó la sala situada sobre la puerta. Se trata de una sencilla intervención técnica para consolidar este tramo de la muralla y la Puerta Alta del recinto medievalque consistió en realizar algunos recalces puntuales para eliminar asientos, reparaciones con ladrillo, sustitución de sillares deteriorados y la limpieza de los paños de piedra, todo ello sin alterar su apariencia original.

1/2