Conjunto de viviendas para la Expo'08

Zaragoza. 2006

 

Se  proyecta un edificio con una traza continua, para “tensar” al máximo el volumen y obtener la mayor continuidad y unidad posible, con una configuración clara y rotunda. Esta estrategia obtiene las mejores condiciones de asoleamiento y vistas  para las viviendas, optimizando la longitud del frente de fachada. El bloque laminar se concibe como un cuerpo compacto y curvo con dos caras bien diferentes lo que resulta adecuado al contexto de cada orientación y de los elementos urbanísticos de cada parte. El lado cóncavo quedará caracterizado por los planos de las terrazas continuas y el lado convexo estará caracterizado por una superficie tersa en la que abren los huecos de los dormitorios.

 

1/4